Guayaquil

10 Sep 2018 - 1:45 PM

'Ventarrón' Quiñónez: "BSC es lo peor que me pasó"

El exdelantero ecuatoriano, Carlos 'Ventarrón' Quiñónez habló en una entrevista con diario 'El Telégrafo', recordando su paso por Barcelona SC.

  • 'Ventarrón' Quiñónez, exjugador. (foto El Telégrafo)
El exdelantero ecuatoriano, Carlos 'Ventarrón' Quiñónez habló en una entrevista con diario 'El Telégrafo', recordando su paso por Barcelona SC, en la temporada 2007, donde fue criticado por supuestamente llegar ebrio a los entrenamientos.
 
Luego de varias campañas resaltando en el Deportivo Cuenca (fue campeón nacional en el 2004), la directiva de los 'amarillos' lo ficharon, esperando sus goles, pero el dinero y la fama, lo llevó a la bebida y las fiestas.
 
Tras haber superado la mala experiencia que lo llevó hasta perder a su familia, el delantero cuenta su experiencia a los chicos que son parte de su escuela de fútbol, intentando transmitir de forma positiva su vivencia, guiando a futuros jugadores.
 
Para aclarar años de salidas, 'Ventarrón' asegura que "jamás llegué ebrio a un entrenamiento, yo cuidaba mi trabajo", contó.
 
Ante eso, el medio recuerda que el exentrenador del D. Cuenca Julio Comesaña, quien llegó al Cuenca en reemplazo de Asad, lo había sacado del equipo porque supuestamente había llegado en estado etílico a una práctica. "Cada quien habla lo que quiere. El señor nunca me hizo un test de alcoholemia, era una acusación sin argumentos. Comesaña es el responsable de que el equipo campeón de 2004 se haya partido", recordó el jugador.
 
Insistiendo en su inocencia sobre su estigma de borracho, Quiñónez señaló: "No era alcohólico, pero no puedo negar que me gustaban mis cervezas y no me daba vergüenza que me vieran, lo cual no es correcto. Nunca me fumé un cigarrillo y tampoco consumí drogas".
 
Sobre su paso en BSC, 'Ventarrón' se muestra totalmente arrepentido: "Barcelona es lo peor que me pudo haber pasado en mi carrera".
 
Argumentando su potura, Quiñónez dijo: "Estaba relegado a la banca, pese a que venía de ser figura y goleador en el Deportivo Cuenca. Y la prensa me caía siempre encima".
 
En base a su llegada al club más popular del país, el exjugador señala al alcalde Jaime Nebot como clave para que se ponga la casaca amarilla: "Me convenció fue mi padrino Carlos Falquez Batallas, que era alcalde de Machala en esa época. A él lo había llamado expresamente el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, para que hiciera lo imposible para convencerme de jugar en Barcelona. Galo Roggiero le había pedido hacer uso de sus influencias y que lo ayudase a finiquitar el fichaje".   
 
"Me arrepiento de no haber aceptado la propuesta de Liga porque en Barcelona jugué poco", contó con lamento, recordando que un año después, LDUQ se coronó campeón de la Copa Libertadores.

Más Leído