Guayaquil

24 Oct 2018 - 11:20 PM

Paranaense sorprende al Bahia en cuartos de Sudamericana

El duelo de brasileños por Copa Sudamericana terminó con victoria del visitante Atlético Paranaense.

Fuente:

AFP
El Atlético Paranaense derrotó por 1-0 de visitante al Bahía este miércoles en la ida de cuartos de final de la Copa Sudamericana, marcada por los goles anulados por el videoarbitraje (VAR) al equipo bahiano.
 
Los visitantes se adelantaron en el 67 con un disparo casi sin ángulo, a pocos metros de la línea de fondo, del artillero Pablo, mientras que el Bahia lamentó dos goles anulados por el árbitro tras consultar con el VAR, un día después del estreno de esta tecnología en la segunda competición continental.
 
Con este resultado, el 'furacao' encarrila la eliminatoria de cara a la vuelta, el próximo 31 de octubre en Curitiba. El vencedor de la llave se enfrentará en semifinales al ganador del cruce entre el también brasileño Fluminense y el uruguayo Nacional.
 
Los bahianos, aupados por su localía en Salvador, saltaron al césped dispuestos a golpear primero pensando en el partido de vuelta. Los primeros compases fueron frenéticos, con los bahianos buscando a Edigar Junio en la punta, con constantes triangulaciones de Rodrigues, Clayton y Rafael.
 
Y quien la sigue la consigue. En el 22, tras una jugad confusa en el área visitante, Clayton se sacó una chilena que terminó en el fondo de las mallas. Pero el árbitro, tras consultar el VAR, lo consideró juego peligro, viendo que la bota del bahiano a punto estuvo de golpear la cabeza de Nikao, que buscaba el despeje.
 
La anulación desató la ira de los locales, que pese a todo siguieron con sus embates, mientras que el 'furacao' apenas generó oportunidades de gol en el primer tiempo.
 
- "Nada decido"
Las cosas empezaron igual para los nordestinos en el segundo periodo, y a los dos minutos un desmarcado Ramires logró rematar un centro raso, con aspecto de disparo, de Nino Paraíba por la derecha. Pero otra vez el colegiado, el argentino Fernando Rapallini, se fue al VAR a consultar y resolvió anular la diana alegando fuera de juego.
 
Fue, esta vez sí, un enorme mazazo para los locales, que a partir de entonces perdieron fuelle y vieron como el 'furacao' se venía arriba y empezaba a generar peligro.
 
Los de Curitiba, que están en horas bajas para buscar el gol y han tenido un pobre desempeño esta temporada en sus partidos como visitante, rompieron su maleficio gracias a Pablo, pieza clave en el equipo.
 
En un contraataque inesperado, aprovechando la debilidad defensiva que acompaña a los bahianos, el artillero se escapó en busca de un balón servido por un cabezazo de Nikao para, desde la izquierda de la portería de Friedrich, soltar un trallazo que entró como un misil.
 
Después del partido, el delantero se congratuló por su diana y por el desempeño del equipo, pero advirtió que, en esta eliminatoria, "no está nada decidido".
 
El gol incrementó todavía más la tensión en los banquillos, mientras que la afición bahiana vio de repente desaparecer parte de sus opciones, enmudeció por momentos y criticó la actuación arbitral.