Guayaquil

01 Nov 2018 - 9:43 AM

Paranaense será rival de Sornoza en semifinal de Copa

El Paranaense enfrentará al Fluminense tras vencer en los penales al Bahía.

Fuente:

AFP
Atlético Paranaense eliminó este miércoles a Bahía en los penales (4-1) a pesar de perder en el tiempo reglamentario por 1-0 de local en Curitiba y jugará una de las semifinales de la Copa Sudamericana con el también brasileño Fluminense. 
 
Paranaense y Bahia se fueron a la definición desde los doce pasos tras empatar 1-1 en el global de la eliminatoria de cuartos de final, después de que los primeros se impusieran a domicilio en la ida hace una semana y los bahianos hicieran lo propio en la vuelta.
 
Douglas Grolli logró empatar la serie al cierre del primer  tiempo (45+1) por Bahia. En la tanda de penales, Jonathan, Raphael Veiga, Lucho González y Pablo anotaron para el 'furacao', mientras que solo Junior acertó en su disparo para el conjunto visitante.
 
El próximo duelo en la Sudamericana también será entre brasileños: Paranaense se medirá con Fluminense, que a primera hora del miércoles despachó al uruguayo Nacional tras empatar a un tanto en la ida e imponerse de visitante en la vuelta por 1-O.
 
- Un libreto conservador -
Atlético Paranaense necesitaba cuidar su ventaja mínima de la ida, por lo que armó un esquema de contención en el medio. El 4-2-3-1 le alcanzó para soportar el ímpetu visitante hasta casi el cierre de la primera parte.
 
Pero los bahianos no solo querían equilibrar las cargas. Los dirigidos por Enderson Moreira se habían quedado con bronca tras la anulación de dos goles en el primer juego con la ayuda del videoarbitraje (VAR). El cuadro tricolor, que optó por parar un 4-3-2-1, recibió tres amarillas y pasó varios sustos antes de anotar en los descuentos de la primera parte.
 
Grolli venció al arquero Santos, luego de un potente saque de banda, dejando el duelo abierto para una definición de infarto. El gol vino después de que el "Furacao" desperdiciara su mejor opción, a través del '10' Marcelo Cirino.
 
- Siempre la pelota quieta -
El equipo de Tiago Nunes sintió el golpe y regresó a la cancha con mayor determinación. En su intentó de recuperar terreno dejó atrás su juego conservador, incluso se animó a disparar desde larga distancia. 
 
Por esa vía Raphael Veiga probó los reflejos del portero Douglas Friedrich a los 65, y poco después Pablo, la figura del Paranaense, se animó con una jugada en el área. Sin embargo, su disparó se elevó demasiado. 
 
Paranaense desplegó las alternativas que no había mostrado en los primeros 45. Pablo y Marcelo Cirino se turnaron para llevar riesgo a los predios de Friedrich.
 
Bahía, de su lado, soportó cómo pudo el dominio del local y se dedicó a esperar a que un descuido le diera el boleto a la siguiente ronda. 
 
A esa altura, cuando el partido estaba próximo a concluir, la apuesta resultaba de altísimo riesgo. El equipo de Moreira contuvo varias veces el aliento, sobre todo con las faltas que creó cerca del área. 
 
Bahía sobrevivió las acciones de pelota quieta, pero acabó sucumbiendo en la tanda de penales.