Guayaquil

31 Oct 2018 - 6:58 PM

Nadal anuncia su baja en París y cederá el número 1

El duelo por todo lo alto no se podrá ver: Rafael Nadal, lesionado en los abdominales y baja de última hora para el Masters 1000 de París-Bercy, abandonó este miércoles y cederá el lunes el número 1 a Novak Djokovic, quien ve así recompensada su soberbia segunda mitad de temporada.
 
Obligado a llegar al menos tan lejos como su rival serbio sobre la pista dura parisina para no ceder su plaza en lo más alto de la clasificación ATP, Nadal perdió el trono antes de entrar en liza.
 

Fuente:

AFP por Antoine MAIGNAN
  • Federer no participará en el Master de París.
El duelo por todo lo alto no se podrá ver: Rafael Nadal, lesionado en los abdominales y baja de última hora para el Masters 1000 de París-Bercy, abandonó este miércoles y cederá el lunes el número 1 a Novak Djokovic, quien ve así recompensada su soberbia segunda mitad de temporada.
 
Obligado a llegar al menos tan lejos como su rival serbio sobre la pista dura parisina para no ceder su plaza en lo más alto de la clasificación ATP, Nadal perdió el trono antes de entrar en liza.
 
"Sentí algo en los abdominales desde hace días, sobre todo al servicio. Los médicos me recomendaron que no jugase", declaró el mallorquín, que no disputa un partido oficial desde su abandono en semifinales del US Open, a comienzos de septiembre.
 
'Djoko', clasificado el martes a octavos, sólo necesitaba alcanzar una ronda más que Nadal para ser nuevo N.1 del mundo, un puesto que llevaba dos años sin ocupar. El serbio conquistó este año Wimbledon, el US Open y los torneos de Cincinnati y Shanghai.
 
"Fue un año difícil para mí en términos de lesiones, así que prefiero evitar hacer cosas drásticas. Eso no habría sido bueno para mí, ni para nadie, entrar en la pista sabiendo que no podría jugar al máximo", añadió Nadal, quien convocó una rueda de prensa de urgencia pocos minutos antes de su partido previsto ante su compatriota Fernando Verdasco.
 
- Regreso fulgurante -
"Lo que conseguí los últimos meses, y la lesión de Rafa, ello me colocó en disposición de pelear el puesto de N.1 del mundo al finalizar el año. Haré todo lo posible para lograrlo", había anunciado al inicio del torneo el serbio.
 
El regreso a la cima de 'Nole' no debe sorprender a nadie que conozca el talento del tenista de 31 años con 14 títulos de Grand Slam en su palmarés.
 
Pero lo que más llama la atención es la rapidez con la que el serbio recuperó el trono.
 
El pasado mes de junio, las perspectivas no eran muy alentadoras para 'Djoko', que llegaba de un fin de año 2017 lesionado en su codo derecho, de un intento de regreso en 2018 abortado por una nueva operación tras la que su juego suscitó dudas. "Me di cuenta en aquel momento de que estaba lejos de mi mejor tenis y que eso llevaría tiempo", recordó Djokovic.
 
Por el camino prescindió de André Agassi, con el que entrenaba, y dio la bienvenida a Marian Vajda, su entrenador de siempre. 'Nole' volvió a empezar desde cero... o más bien desde el puesto 22º del mundo después de Roland Garros. Desde entonces encadenó éxitos, final en Queens, victoria en Wimbledon, victoria en Cincinnati, victoria en el US Open. Dos derrotas, 32 victorias, 19 de ellas en sus 19 últimos partidos. Y el lunes comenzará su 224ª semana en lo más alto.
 
- "Mejor tenis" -
Djokovic, que se convierte en el primer jugador en saltar desde un puesto inferior al 20 al N.1 en una misma temporada desde el año 2000 (Marat Safin), buscará ahora finalizar la temporada en ese puesto de privilegio por quinta vez en su carrera, algo que sólo Jimmy Connors y Roger Federer lograron, y que sólo Pete Sampras superó, con 6 años finalizados en el trono mundial.
 
Si gana en Bercy por quinta ocasión, algo más que una hipótesis visto su estado de forma y su gran partido del martes ante el portugués Joao Sousa, dispondrá de cerca de 1.000 puntos de ventaja sobre Nadal antes del Masters de Londres que reúne a los ocho mejores jugadores de la temporada.
 
Nadal conserva sus opciones, pero la dinámica juega a favor de Djokovic, y éste lo sabe: "Creo que, efectivamente, ahora mismo juego mi mejor tenis".