Guayaquil

23 Oct 2018 - 9:59 AM

McGregor habla de su derrota ante Khabib

A Conor McGregor aún le duele la derrota ante el ruso Khabib Nurmagomedov. El irlandés perdió con claridad contra el vigente campeón en el evento UFC 229.

Fuente:

MD
  • Conor McGregor, durante la pelea ante el ruso Khabib Nurmagomedov.
A Conor McGregor aún le duele la derrota ante el ruso Khabib Nurmagomedov. El irlandés perdió con claridad contra el vigente campeón en el evento UFC 229 y ha querido repasar, asalto por asalto, sus sensaciones sobre el combate con un post en su cuenta de Instagram titulado: “Pensamientos sobre mi última pelea”.
 
“Desde un punto de vista deportivo, la ronda 1 fue suya, pero desde el punto de vista de la lucha, la primera ronda es mía. Los golpes reales llegaron y con voluntad de participar. Un directo de izquierdas y un rodillazo a la cabeza en el tiro bajo. Codazos y todos los escenarios de amarre. El oponente simplemente sostiene las piernas contra la valla durante casi todo el asalto”, empieza McGregor.
 
Profundizando, el irlandés apuntó: “En el asalto 2, huyó alrededor de la jaula antes de ser bendecido con una mano derecha que cambió el curso del asalto... y del combate. Fue un bonito golpe. Después del golpe reboté para comprometerme instantáneamente. Así es el deporte y fue un movimiento inteligente que llevó a un asalto dominante, así que no hay problema. Bien jugado”.
 
“Si me quedo encendido y le doy un poco más de respeto, esa mano derecha nunca debería haberse acercado y estaríamos hablando completamente diferente ahora. Le di su posición recta luchando sin respeto en la preparación. Pero eso no volverá a suceder. También le di a mi ataque atacando sin respeto. Lecciones: escucha a nadie más que a ti mismo en tu conjunto de habilidades. Tú eres el amo de tu propio universo. Soy el maestro de esto y debo seguir mi propio consejo”, dice McGregor, como si quisiera criticar los consejos ajenos en la preparación de la pelea.
 
Para finalizar, el especialista el striker, cerró: “Después del peor asalto de mi carrera, vuelvo y gano el asalto. De nuevo caminando hacia adelante, bajándolo, y dispuesto a comprometerme. Aunque gané los primeros intercambios, termino en una mala posición con más de 3 minutos en el reloj. Trabajo para recuperar la posición y terminar de pie, de espaldas a la cerca en una posición estable. Cometí un error crítico al abandonar mi gancho en ese momento crucial, exponiendo la espalda. Volveré con mi confianza alta, totalmente preparado. Si no es la revancha de inmediato, no hay problema”.