Guayaquil

11 Mar 2019 - 3:34 PM

Francisco Silva no se arrepiente de nada

El jugador de Fuerza Amarilla recordó su paso por Delfín y Emelec.

Fuente:

Pablo Gómez G.
  • Francisco Silva durante la exclusiva para Estadio.
"Nunca sucedió nada", afirmó Francisco Silva. El semblante que muestra el paraguayo hoy, no es el mismo de aquel joven que disputó un Mundial Sub-20 con su país y que impedido por una lesión, se privó de llegar a Europa.
El zaguero concentraba en un hotel de Guayaquil, junto al resto de la plantilla de Fuerza Amarilla. En una exclusiva para ESTADIO, el jugador recordó -con cautela- su paso por el Delfín de Manta y el Club Sport Emelec. "Sobre eso prefiero no hablar", fue una frase que repetía constantemente, sobretodo al trasladarse a su efímera relación con el club azul. 
 
¿Cómo se dió el contacto con Delfín? 
 
 
"Paolo Ortiz (jugador paraguayo) estaba acá de arquero, mi amigo de años, y me llamó un día. Yo estaba con mi señora afuera de mi casa, sonó mi teléfono y yo no quería atender...le dije que ella atendiera, atendió, habló con Paolo y él le dijo que quería hablar conmigo. Ahí Paolo me dijo que querían que venga a un club que se llamaba Delfín. Me dijo: 'mañana te van a llamar y te van a poner el pasaje'. Dicho y hecho, me llamaron al siguiente día, me pusieron el pasaje y vine. 
 
Llegaste a tatuarte el logo del equipo...
 
Sí, me hice el tatuaje porque yo prometí que si salía campeón con Delfín (en la serie B) y me lo hice en el 2015 cuando ascendimos. 
 
 
¿Qué significó para ti asumir la capitanía del equipo?
 
La verdad nunca me voy a olvidar, un jugador a lo menos quiere jugar todos los partidos. A mí me tocó eso desde la Primera Etapa que salimos campeones... y bueno si te ponen la capitanía es por algo porque tienes que hablar, conversar mucho con tus compañeros y por eso creo que siempre me ponen de capitán.
 
¿Del equipo, con quiénes te llevabas mejor?
 
En Delfín con casi todos, yo a lo menos con Jordan Sierra hablaba mucho. Él es mi ahijado, la verdad que a él lo aprecio mucho, lo quiero mucho.
 
¿Mantienes comunicación con Ordóñez y Garcés? 
No, la verdad que con ellos no hablo más. Ya casi no hablo porque pasaron muchas cosas, eso quedó atrás, de eso no quiero hablar. La verdad yo a lo menos, no tengo nada contra ellos, ni ellos contra mí, porque nunca le fallé a ellos. 
 
 
A pesar de tu titularidad, no jugaste la final de vuelta ¿Dónde estuviste ese día?
 
Yo estaba en el estadio, yo tenía mi suite mismo ahí en Delfín. Cinco años tenía mi suite, y siempre iba al estadio. Tenía coraje, porque quería jugar, quería ser campeón, sabía por qué no me dejaron jugar y bueno, eso es así. 
 
Se hablaba de que había sucedido algo en la concentración antes de la final.
 
La verdad pido disculpas, la verdad de esas cosas ya no quiero hablar. Eso quedó en el pasado. Siempre voy a respetar la decisión de ellos y yo a lo menos no tengo qué hablar de ellos porque ellos no sacaron nada la cara, no dijeron nada.
 
Luego se dio tu paso por Emelec
 
Debuté con gol y la verdad feliz y siempre voy a estar agradecido a la dirigencia, al presidente Nassib Neme porque me apoyaron mucho. Voy a estar siempre agradecido a la gente de Emelec y a la dirigencia.
 
¿Te arrepientes de algo?
No, la verdad que no, nunca me voy a arrepentir porque nunca hice cosas malas para salir del equipo, pero bueno, esto es así. Yo nunca salgo mal de un equipo, cuando estoy en un equipo siempre hablo bien con todas las dirigencias. Eso es importante porque un jugador debe llevarse bien con las dirigencia y los compañeros. 
 
¿No saliste de ningún equipo por problemas disciplinarios?
 
No, la verdad que no. Nunca sucedió nada. Mi vida privada es mi vida privada, eso siempre yo digo. Cuando yo no estoy concentrado yo puedo hacer mi vida privada. Eso la gente no entiende, acá en Ecuador mismo la gente no entiende. En otro país un jugador puede hacer su vida.