Guayaquil

31 Mar 2019 - 8:19 PM

Liverpool gana al Tottenham y mantiene la punta

Un absurdo autogol del Tottenham a un minuto para el final le deja la punta al Liverpool.

Fuente:

besoccer
  • Jugadores del Liverpool, previo al duelo.
Dijo Klopp que veía al equipo con buenas sensaciones para la lucha sin tregua que espera a su equipo. De la primera batalla salió con la lengua fuera, pero victorioso. Todo gracias a un regalo de Alderweireld envuelto por Lloris, quien tampoco anduvo fino, cuando el empate se mascaba. 
 
El empujón anímico fue doble: salvar los puntos in extremis y verse en el liderato de nuevo, aunque sea de manera temporal aprovechando el partido suspendido del Manchester City. Pero sigue sufriendo este Liverpool, que no termina de cerrar los partidos en los que se pone por delante. 
 
Esta vez, al cuarto de hora ya podía celebrar la ventaja. Tras mover bien el cuero, este llegó hasta Robertson por la izquierda. El lateral condujo un poco, levantó la cabeza y se sacó de la chistera el centro ideal: imposible para los centrales, temeroso para el portero, milimétrico para el delantero. 
 
Quien apareció por allí fue Roberto Firmino. Si Salah se está arrugando ante los grandes, al brasileño le está ocurriendo lo contrario. De nuevo fue providencial su figura, esta vez entrando desde atrás para picar el testarazo ante Lloris. 
 
El Tottenham nunca fue un equipo peligroso hasta que Pochettino se decidió a modificar su planteamiento. En cuanto retiró a un defensa, Davinson Sánchez, para dar entrada a un atacante, Heung-Min Son, el resultado no pudo ser más inmediato. 
 
Tan solo un minuto después, llegó el empate de Lucas Moura. Eso sí, no pasará a los anales de la historia. Tanto Trippier, en primera instancia, como Eriksen, en segunda, llevaron en semifallo la bola hasta el ex del PSG, que fusiló en la frontal del área pequeña. 
 
El empate dejó 20 minutos de ida y vuelta. Sissoko, en un dos contra uno, mandó la bola a las nubes cuando lo más fácil era marcar. Alderweireld, ya sin tiempo para la reacción, cuando lo tenía todo para despejar, se introdujo la bola, en colaboración con Lloris, en la propia portería.  
 
Para dejar tanto la lucha por el liderato como las plazas de Champions muy abiertas para el tramo final.