Guayaquil

14 Feb 2018 - 10:19 AM

Las vacaciones de Caicedo y Montero levantan sospechas

Los ecuatorianos habían gastado en vacaciones anteriores casi 250 mil dólares, y en el año del supuesto amaño no llegaron ni a 10 mil dólares.

Fuente:

B. Loor
  • Los ecuatorianos fueron parte de la plantilla del Levante.

Felipe Caicedo y Jefferson Montero pueden ser condenados a dos años de cárcel y seis años de inhabilitación por supuesto amaño del partido entre el Levante y Zaragoza de la temporada 2010-11.

Una fuente de la Fiscalía ha hecho una declaración muy clara a Marca: "Si una trama así no llegaba a juicio era casi mejor retirar el amaño deportivo del Código Penal. Difícilmente se dará un caso más claro sin mediar una confesión".

Son 41 implicados, entre ellos 36 jugadores donde aparece el nombre de los ecuatorianos. Ya hay una petición de condena para todos ellos: dos años de cárcel para cada jugador que participó en el encuentro y seis años de inhabilitación para todo lo relacionado con el fútbol. En cualquier país: ni jugar, ni entrenar, ni ser director deportivo o ejecutivo.

Aquel encuentro el Zaragoza se salvó del descenso, presuntamente a cambio de 965.000 euros (1'189.000 dólares) que salieron de las arcas del club maño. Según el fiscal hasta nueve jugadores: Doblas, Lanzaro, Ander Herrera, Da Silva, Braulio, Ponzio, Jorge López y Diogo; además del entrenador mexicano Javier Aguirre y el director deportivo Antonio Prieto, recibieron dinero en sus cuentas corrientes que posteriormente retiraron y devolvieron a su presidente (Agapito Iglesias) en efectivo. Ninguno reconoció que fuera para un amaño.

El rotativo español resalta que para los investigadores les resultó muy llamativo que los jugadores de la plantilla del Levante disfrutasen, en su gran mayoría, de unas vacaciones sospechosamente baratas. Y revelan los valores de los ecuatorianos que en ese momento estaban en el equipo español.

Solicitaron a Hacienda el informe de gastos que habían tenido en sus cuentas la temporada anterior a la del partido y las diferencias son abismales casi siempre: mientras que en 2011 -presuntamente con el dinero negro del amaño- casi no sacaron dinero, en la anterior habían gastos de más de 200.000 euros (246.000 dólares) en hasta tres casos: Munúa, Felipe Caicedo y Jefferson Montero. La temporada del investigado amaño gastaron 300, 3.290 (4.999 dólares) y 7.000 euros (8.626 dólares) respectivamente. Alguno como Rubén Suárez, ni un euro.