Guayaquil

03 Sep 2014 - 7:27 AM

DEPORTIVO QUITO AL BORDE DE LA QUIEBRA

El conjunto capitalino padece una situación muy delicada y la directiva analiza la posibilidad de declarar al equipo en quiebra.

Fuente:

Ecuavisa
  • El conjunto "Chulla" espera que los acreedores le den un tiempo para cancelar la deuda.

El conjunto capitalino padece una situación muy delicada y la directiva analiza la posibilidad de declarar al equipo en quiebra.

La directiva del Deportivo encabezada por Santiago Ribadeneira, realizó nuevos estudios referentes a la situación del club y los 10 millones anunciados tiempo atrás serían solo la mitad de la deuda.

 Los pasivos de la entidad llegarían a los 20.2 millones de dólares y no hay forma de responder de manera inmediata a las deudas por lo que se plantea pedir una moratoria de pagos hasta el 12 de septiembre.

 La moratoria sería pedida a la FIFA, la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) y la Asociación de Futbolistas del Ecuador (AFE), y en caso de no ser aceptada, al club no le quedaría otro camino que declararse en quiebra.

Deportivo Quito tiene deudas con futbolistas y entrenadores, obligaciones pendientes con el Servicio de Rentas Internas (SRI), el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), la Ecuafútbol y la FIFA, letras de pago extendidas a dirigentes, demandas de acreedores.

El total de la misma sería de USD 20 211 000.

Ante esta situación Santiago Rivadeneira se fijó un plazo: el 12 de septiembre para que la FIFA, la FEF y la AFE acepten una moratoria de pagos de un año por las demandas de DT y jugadores.

“Esa es la única forma de salvar al club. No hay otra opción por lo que rogamos a las instituciones que nos concedan el pedido para que el club no quiebre”, dijo Ribadeneira.

El dirigente señaló que se solicitará que en 10 días ex directivos y acreedores ordenen la liberación de la taquilla incautada por AFNA, entre otros puntos. Si no se aceptan estos pedidos, la directiva solicitará el cese de pagos y convocará una Asamblea para anunciar la quiebra del club.  
“Las acreencias del club son superiores al 200%, que es distinta a la información que nos dieron antes de ser electos” culminó Rivadeneira.