Guayaquil

24 Jun 2016 - 1:25 PM

La última vez que Argentina celebró, fue en Ecuador en 1993

Este es un recuento sobre la última alegría de Argentina en la Copa América, fue en Ecuador en la temporada de 1993, donde coronó el equipo 'Albiceleste'.

Fuente:

Víctor Hugo Peña Black
  • Gabriel Batistuta y una de sus celebraciones con Argentina en 1993.

Cuesta creer que una de las selecciones más fuertes del mundo como la Argentina, no haya podido coronar desde 1993 una nueva Copa América, pero es así, ese equipo liderado por un goleador como Gabriel Omar Batistuta, fue el mejor en tierras ecuatorianas.

En la final de ese caluroso domingo guayaquileño se citaron en el estadio Monumental Isidro Romero Carbo, los mejores del torneo, por un lado Argentina, y por el otro México, que tenía en sus filas a uno de los mejores jugadores del mundo, Hugo Sánchez.

La expectativa era grande en el puerto ecuatoriano, desde tempranas horas los fanáticos comenzaron a llenar el estadio de propiedad del Barcelona Sporting Club, que mostró su mejor cara ante la fiesta de la Copa.

PREVIA ARGENTINA MÉXICO 1993 por estadio-ec

En el partido, Argentina fue superior y de la mano de Batistuta, autor de los dos goles, pudo consagrarse como el mejor del torneo. El resultado final fue dos a uno para la 'Albiceleste' y título asegurado.

ARGENTINA CAMPEÓN 1993 por estadio-ec

La cancha del Monumental, ahora llamada Alberto Spencer, se llenó de alegría, de prensa y jugadores, delegados de selecciones y de Conmebol, todos querían estar cerca de los campeones, que repetían el título conseguido dos años antes en la edición de Chile.

ARGENTINA CELEBRACIONES 1993 por estadio-ec

Al final, jugadores como Fernando Redondo le pedía a la prensa no emitir un análisis del encuentro, porque estaba feliz, o Alfio el 'Coco' Basile se lo dedicaba a Darío Franco que en esa Copa América sufrió una lesión que le costó incluso no jugar el Mundial de Estados Unidos, un año después.

REACCIONES DE ARGENTINA CAMPEÓN 1993 por estadio-ec

Ecuador 1993 fue el último torneo que ganó Argentina, ahora tiene una nueva oportunidad de cambiar la historia, de regresar a un lugar donde muchos lo quieren ver, a lo más alto, hasta tratar de tocar ese sol, que siempre los acompaña en medio de las barras blanco y celeste.