Titulo de Articulo de Columnista

Emelec, celebración y exigencia

Contenido de articulo

¡87 años de fundación! ¡Vaya historia! 13 títulos nacionales, 12 subtítulos y otros galardones más que han sido orgullo de sus aficionados. Ese es el Club Sport Emelec, uno de los grandes del fútbol ecuatoriano, y como grande, hay que recordarlo como uno de los pilares edificadores de nuestro fútbol, parte fundamental de la historia de nuestros campeonatos, cual ingrediente infaltable para esa gran rivalidad denominada "Clásico del Astillero", enfrentamiento que sin éste, el torneo nacional no sería el mismo. Mis más sinceras felicitaciones al "Ballet Azul" en este nuevo año de existencia.

Sin ánimo de querer hacer comparaciones o encender alguna polémica, aprovecho esta fecha de fundación del cuadro azul para recordar que, el equipo que acertadamente preside Nasib Neme, bajo su mando se ha convertido en el equipo más exitoso de nuestro país, a nivel local, en los últimos diez años, sumando un total de 3 títulos y 4 subtítulos a su extraordinario palmarés. ¿Y por qué hago esta referencia, además de aprovechar del momento coyuntural para la felicitación? Porque, luego de la tragedia vivida en nuestro país hace más de una semana, ahora se reinicia el Campeonato Nacional. Y se reactiva con una pequeña y probablemente determinante variante: Emelec y Liga de Quito ya no juegan Copa Libertadores.

Cuando destaco la "desactivación" de Emelec y Liga de Quito de Copa Libertadores no trato de decir que necesariamente estos dos equipos vayan a ser los primeros candidatos a ganar la etapa. ¡De ninguna manera! Primero, porque Barcelona se encuentra en primer lugar y cada día mejorando su juego; y segundo, porque tanto Emelec como Liga deberán mejorar considerablemente su juego. No obstante, no me queda la menor duda que dos cosas sí sucederán. Por el lado de Liga de Quito, su fútbol mejorará, y aunque le costará salir de las últimas posiciones, pellizcará más de un punto a los equipos que pelean en lo más alto. En tanto que por Emelec sí tengo que destacar algunos aspectos.

Las exigencias de los aficionados del cuadro "Eléctrico" son muy altas. El éxito alcanzado en los últimos años, inclusive su estilo y calidad de juego, ha volcado un sin número de críticas hacia su dirigencia, cuerpo técnico y plantel de jugadores. No me cabe duda que Emelec no es el mismo equipo de los últimos años, y que dicha responsabilidad es compartida por las tres áreas antes citadas. Sin embargo y pese a la vergonzosa eliminación de Copa Libertadores, las posibilidades de Emelec en lo que resta de la Primera Etapa no son nada despreciables, más bien, diría que son muy buenas con relación a los puntos sumados hasta el momento y los restantes por partidos aplazados. Matemáticamente Emelec tiene techo para ser primero cuando cumpla sus encuentros postergados. Pero inclusive, dejando de lado esos imponderables matemáticos, si Emelec llegó a este momento de la etapa, jugando no tan bien como muchos creemos, pero sumando 19 puntos en solo 8 partidos, no está por demás pensar que manteniendo el mismo cuestionado nivel, los azules son candidatos a disputar, hasta el final, la posibilidad de ganar la etapa.

Cuando los aficionados del Emelec piden que su equipo gane jugando mejor, no se equivocan ni están cometiendo algo indebido, tienen todo el derecho a volver a soñar con eso porque es una aspiración justa de todo aficionado del fútbol. No obstante, no siempre se puede beber de la misma agua, en especial cuando en esto del fútbol no siempre se puede garantizar lo mismo. Hoy Emelec retomará el Campeonato sin la preocupación de Libertadores, dejando atrás la amarga eliminación, con algún tiempo de descanso y recuperación, refrescando ideas... sí, con muchas exigencias de sus aficionados, pero con buenas aspiraciones de seguir en pelea. En fin... era solo retomar una idea en medio de una felicitación al cuadro azul por su 87 aniversario. ¡Que lo disfruten!