Guayaquil

06 Ago 2014 - 8:39 AM

NACIONAL BUSCA LA HAZAÑA

Gustavo Morínigo afirmó que "de a poco nos ganamos esta oportunidad. Estamos tranquilos, porque este trofeo se define en Buenos Aires (13 de agosto)".

Fuente:

INTERNET FOTO REUTERS
  • Brian Montenegro de Nacional celebra el gol que anotó en la semifinal frente a Defensor de Uruguay.

Gustavo Morínigo, DT de Nacional de Poaraguay, afirmó que "de a poco nos ganamos esta oportunidad. Estamos tranquilos, porque este trofeo se define en Buenos Aires (13 de agosto)". 

Nacional tiene en sus vitrinas nueve coronas y nunca había estado tan cerca de conseguir un cetro internacional, pues no había pasado de la fase grupal de la Libertadores. De imponerse en la llave que comienza hoy, podría ingresar al selecto grupo de escuadras pequeñas que han podido ganar un trofeo contra todos los prónosticos. 

En el mismo certamen, por ejemplo, Once Caldas de Colombia no entra en el listado de los grandes de ese país, pero sí pudo alzar el trofeo en 2004, tras vencer a Boca Juniors.

En la pasada edición, Atlético Mineiro se quedó con un inédito campeonato, de la mano básicamente de Ronaldinho.

En la Sudamericana, en tanto, las sorpresas las dieron Cienciano (que le ganó a River Plate en 2003), Pachuca, en 2006 (ante Colo Colo), Arsenal en 2007 (frente a América de México) y Lanús, que en 2013 despachó a los brasileños de Ponte Petra.

En la Liga de Campeones de Europa, los rumanos de Steaua de Bucarest  sorprendieron en 1986, mientras que Estrella Roja (de la ex Yugoslavia) lo hizo en 1991.   

A nivel de selecciones, en el Viejo Continente Grecia es el ejemplo que más se recuerda. La Eurocopa de 2004 quedó en su poder luego de implementar un esquema defensivo con salida rápida de contragolpe. En la final, vencieron por la cuenta mínima al anfitrión Portugal, y hasta hoy, esa oncena es un ejemplo de cómo se defiende a la perfección. En el mismo torneo, Dinamarca también festejó, en 1992. 

En la Copa América, Chile, Venezuela y Ecuador no han podido celebrar, por lo que es destacable el título de Bolivia en el sudamericano de 1963, organizado en ese mismo país.