Guayaquil

29 Jun 2015 - 5:28 PM

Presidente de la CBF defiende a Dunga

El presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Marco Polo Del Nero, defendió la labor de Dunga al frente de la 'seleçao'.

Fuente:

AFP
  • Los jugadores brasileños están sieno muy criticados tras quedar eliminados en cuartos de final. Foto: AFP

El presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Marco Polo Del Nero, defendió la labor de Dunga al frente de la 'seleçao' y afirmó que la decepcionante eliminación en cuartos ante Paraguay se debió a un error individual, en una entrevista con la Folha de Sao Paulo.

"Es importante resaltar que pretendo mantenerlos (a Dunga y Gilmar Rinaldi, coordinador de selecciones) hasta 2018, pasando por las eliminatorias y los Juegos [de Rio 2016]", afirmó el máximo responsable del fútbol brasileño.

Aunque asumió formalmente la presidencia de la CBF en abril, Del Nero fue uno de los grandes impulsores -junto al expresidente José Maria Marin ahora preso en Suiza por el escándalo en la FIFA- para que Dunga asumiera los mandos de la selección brasileña tras la histórica humillación del Mundial 2014.

Nueve días después de que Alemania alzara la Copa en el Maracaná, el técnico comenzaba su segundo periodo como seleccionador y asumía de nuevo una responsabilidad que ya ejerció entre 2006 y 2010.

En su currículum brillaba la Copa América que levantó con Brasil en 2007, una garantía de cara a la primera competición oficial que disputaría la 'Seleçao' tras el fracaso sin precedentes del año anterior.

"Hay que destacar que Dunga ganó 11 partidos con un equipo y cuando fue a la Copa América perdió a cinco titulares, incluyendo a Neymar", justificó Del Nero.

En los días previos a viajar a Chile, Brasil sufrió las bajas capitales de Luiz Gustavo, Marcelo y Danilo, que se sumaron a la ausencia de Oscar, quien no pudo ser siquiera incluido en la lista inicial de convocados.

El golpe más fuerte, sin embargo, llegó en el segundo partido en Chile, cuando Neymar fue expulsado después de finalizado el encuentro ante Colombia y sancionado, más tarde, con cuatro juegos de suspensión.

Sin referencias, la 'canarinha' volvió a mostrar su peor cara el sábado al caer frente a Paraguay en cuartos. Una inexplicable mano en el área de Thiago Silva abocó a los brasileños a la tanda de penales, donde los paraguayos estuvieron más acertados.