Guayaquil

11 Jul 2018 - 8:49 PM

Paolo Guerrero demanda hotel que puso en peligro su carrera

El hotel reveló información personal sobre el supuesto dopaje que casi lo deja fuera del Mundial.

Fuente:

AFP
  • Guerrero entró a última hora a la nómina del Mundial. Foto: AFP.
El delantero Paolo Guerrero demandó a un hotel limeño, donde concentraba la selección peruana, porque hizo peligrar su participación en el Mundial de Rusia al revelar información personal sobre un supuesto dopaje que lo perjudicó en su carrera, informó el miércoles la prensa.
 
En la demanda presentada el martes, el delantero denuncia al Swissotel Lima, empresa vinculada a la cadena suiza de hoteles Swissôtel Hotels and Resorts, por el delito de "violación del secreto profesional y falsedad genérica", según público el diario El Comercio en su edición electrónica.
 
Entre los argumentos que Guerrero expone ante la fiscalía, sostiene que el hotel "reveló información confidencial a la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) a través de dos correos electrónicos con fechas del 7 y 15 de febrero del 2018".
 
"Mi información íntima y la de la Federación Peruana de Fútbol -en calidad de consumidores- fue divulgada; como, por ejemplo: ¿qué consumo en las instalaciones?, ¿con quién los consumo?, ¿dónde lo consumo?, ¿de qué manera lo consumo?, etc.; sin mediar autorización alguna", dice la denuncia de 132 páginas, difundida en parte por El Comercio.
 
En detalle, explica la demanda que el hotel reveló la atención que se brinda respecto al servicios de infusiones y el acceso a los salones de banquetes reservados por la Federación Peruana de Fútbol (FPF).
 
Guerrero, que milita en el Flamengo de Brasil, ha pedido en su demanda la inspección de las instalaciones del hotel en las que la delegación peruana se concentró para el Mundial, eliminatorias y amistosos.
 
También indica que la información remitida a la AMA por parte de Swissotel Lima fue considerada como medio de prueba en la apelación formulada por dicha entidad en el Tribunal de Arbitraje Deportivo, que finalmente en mayo decidió ampliar de 6 a 14 meses la suspensión contra el jugador peruano.
 
Tras el Perú-Argentina por las eliminatorias jugado en Buenos Aires, Guerrero dio positivo por el metabolito de la cocaína benzoilecgonina, una sustancia incluida entre los productos prohibidos de la AMA.
 
Una sanción de la FIFA lo dejó fuera de las canchas por seis meses, hasta marzo último. 
 
El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) aumentó a 14 meses la sanción, pero el 31 mayo el Tribunal Federal suizo suspendió la inhabilitación del TAS para que disputara el Mundial de Rusia, donde Perú fue eliminado en primera ronda.