Guayaquil

17 Dic 2014 - 10:42 AM

MONUMENTAL FINAL

Este miércoles desde las 20h00, todas las miradas estarán centradas en el estadio del salado. Ahí los equipos más populares del Ecuador, se medirán para de

Fuente:

Por Juan Luis Fuenzalida Pérez
  • Matías Oyola y Miller Bolaños se volverán a ver las caras.
  • El Monumental recibirá a cerca de 60 mil fanáticos.

Este miércoles desde las 20h00, todas las miradas estarán centradas en el estadio del Saladol. Ahí los equipos más populares del Ecuador, se medirán para definir al campeón 2014.

Es una semana distinta, los que viven en la mitad del mundo, saben que el país está divido. Los amarillos que dicen ser la mitad más uno; y los azules que dicen ser los más fieles.

En esta oportunidad, esta pasión no podrá transmitirse en las gradas, ya que los emelecistas no podrán ir al Monumental, y los barcelonistas no podrán ir al Capwell respectivamente.

Barcelona y Emelec, los ídolos del astillero, los hermanos de barrio, los archirrivales. Cara a cara, en un partido que paraliza.

Este miércoles 17 de diciembre, desde las 20h00 en el Monumental; y el domingo  21 de diciembre a las 17h00 en el Capwell, serán los escenarios, de la final más apasionante de la historia.
Como llegan
Barcelona, dicen los fanáticos amarillos, que es el único equipo que ha puesta a temblar a los azules, sobre todo en los últimos clásicos disputados, en los cuales Ismael Blanco, se robó todos los elogios, al marcar en ambos estadios en la victoria de Barcelona por la cuenta mínima.

Pero Emelec, en la primera etapa, también se tomó ambos escenarios. En el Monumental venció por 2-1 con goles de Osbaldo Lastra y descontó Cristian Penilla; y en el Capwell Emelec ganó 2-0 con goles de Denis Stracqualursi y Ángel Mena.

Los hinchas de Barcelona dicen que por la historia de ambas camisetas, tienen ventaja. Para ratificarlo, ganó 65 clásicos, sobre 61 que ganó Emelec, de los 205 partidos jugados en torneos locales.

De igual forma, los únicos duelos de esta naturaleza, fueron aquel disputado por la Copa Libertadores de 1990, cuando un solitario gol de Manuel Uquillas en el Monumental, inclinó a Barcelona a la semifinal de este torneo; y la final Asoguayas en 1964, que ganó Emelec. En ese año, ambos equipos terminaron como líderes de ese torneo, por lo que tuvieron que definir en una final, que se jugó en tres partidos.

En el primer, en condición de local Barcelona en el estadio Modelo, terminaría con el triunfo 1-0 de los ‘Toreros’, resultado que se repitió en el siguiente partido, en el mismo escenario, ahora llamado Alberto Spencer.

En el tercer y definitivo encuentro, ambos equipos terminaron empatados sin goles, resultando campeón el “Bombillo” por tener mejor gol diferencia en el torneo regular.

Barcelona quiere la estrella 15, mientras que Emelec la número 12. En estos últimos años los equipos del astillero han dominado el campeonato y a partir de este miércoles 17 de diciembre hasta el domingo 21, empezará una gran disputa en la cancha.

Este duelo, si analizamos los 4 partidos jugados este 2014, en el desarrollo favoreció a Emelec, pero no en los resultados.

El sistema de presión, impuesto por Gustavo Quinteros, ha obligado a Barcelona a defenderse y apelar al contragolpe. Un arma letal, tomando en cuenta la efectividad de Ismael Blanco y Christian Suárez, que han marcado 11 y 8 goles respectivamente.

Los azules generan muchas oportunidades, de las cuales no todas terminan en gol, pero pese a esto, es el segundo equipo más goleador, después de Independiente que tiene 78 sobre 75 de Emelec y Barcelona con 59.

En la zaga los toreros ganan en los números, ya que en todo el campeonato, recibieron 34 goles menos, que los 36 que le marcaron a Emelec.

Para ratificarlo, basta recordar este domingo, donde la línea de 4 impuesta por Israel, se convirtió en un cerrojo sobre la Universidad Católica, que buscaba por todos lados hacer daño a los “toreros”.

El juego de Rubén Israel se basa en esperar a sus rivales y sorprenderlos con salidas muy rápidas aprovechando a sus delanteros hábiles y efectivos.

Emelec por su parte, presiona en todo el terreno de juego, esperando el error de sus rivales.

El 11 de Gustavo Quinteros generalmente es con Esteban Dreer; Jhon Narváez, Gabriel Achilier, Jorge Guagua (José Luis Quiñónez), Oscar Bagüí; Pedro Quiñónez, Robert Burbano(Osbaldo Lastra), Fernando Giménez, Ángel Mena, Miller Bolaños, Emanuel Herrera o Marcos Mondaini.

Hasta última hora Marcos Mondaini y Pedro Quiñónez  son las dudas de los azules. 

Los amarillos generalmente saltan al terreno de juego con: Máximo Banguera Pedro Pablo Velasco, Luis Checa( José Luis Perlaza), Franco Pepino y Giovanni Nazareno; Matías Oyola, Alex Bolaños(Luis Caicedo) Aaron Peñafiel(Juvenil), Michael Jackson Quiñónez, Ismael Blanco y Cristian Suárez.

Las bajas de los canarios son Christian Penilla y Jason Domínguez. 

Así Guayaquil tendrá el gran honor de vivir el fútbol práctico y eficaz del Barcelona de Israel y el agobiante y contundente fútbol ofensivo del Emelec de Quinteros. La llave está abierta los azules con sobra de merecimiento se llevaron el mayor puntaje de toda la temporada en la tabla acumulada con 88 puntos, mientras tanto Barcelona ganó la Segunda Etapa sumando 48 unidades algo que solamente Liga de Quito había conseguido en este sistema de campeonatos con 47 en una etapa.