Guayaquil

30 Jun 2017 - 12:43 PM

Pedro Ortíz: "Me gustaría jugar una final con Barcelona"

El arquero es el menos batido del Campeonato Nacional y ha sido una de las piezas claves de Sanguinetti para ubicar a este Delfìn en la final.

Fuente:

B. Loor
  • El portero ha sido una de las grandes figuras del conjunto manabita.

Pedro Ortíz ese el golero menos batido del Campeonato Nacional, su rendimiento ha permitido que Delfín Sporting Club esté invicto y gane la primera etapa accediendo a la final del Campeonato Nacional.

El golero habló en exclusiva para Estadio.ec, donde destaca el trabajo de todo un equipo y del entrenador Guillermo Sanguinetti. Además, habló de la selección ecuatoriana y la posibilidad de dejar o no al conjunto manabita a fin de año.

Pregunta: ¿Cómo llegas a Delfín?

Pedro Ortíz: Pasé por Azogues donde estuve ocho años, un equipo que me abrió la puerta y pude mostrarme, me vio el Ec. José Delgado y él me trajo al equipo. Hasta ahora me he podido mantener como primer arquero del equipo.

P: ¿Cómo fue la adaptación a la Serie A, considerando que solo habías jugado en la Serie B con Deportivo Azogues?

PO: De los ocho años que estuve en Azogues seis jugué en la B. Para mi la Serie B es más dura y difícil, todo el mundo corre y mete. La Serie A es más técnica y presición, a mí se me hace más fáciil jugar.

P: ¿Hiciste una preparación diferente en esta pretemporada bajo el mando de Sanguinetti. En qué te ha aportado el técnico?

PO: El profesor es un buen técnico, sabe leer los partidos, hacer sus cambios en los minutos precisos, por ahí la pretemporada fue exigida. Él siempre me recomendaba en las concentraciones estar pendiente y hablar a los defensas para que no nos hagan un gol fácil. Sanguinetti aporta bastante al equipo, me da la confianza para que me pueda desenvolver en el arco. Estoy concentrado y dar gracias a él porque hemos logrado el objetivo que todos queríamos.

P: ¿Qué se siente ser el arquero menos batido del Campeonato y que tu equipo esté invicto?

PO: Estoy contento y orgulloso de mí mismo porque sabía que confiando en Dios algo como esto iba a llegar, estas son bendiciones para nosotros. Saber que un equipo manabita jugará por primera vez la Copa Libertadores es de orgullo. El nivel está ahí, tratamos de mantenernos y no flaquear, la familia también está contenta.

P: ¿Cómo es la relación con Chancellor, Silva y demás?

PO: En la línea de cuatro nosotros antes de cada partido siempre nos decimos que mantengamos el arco en cero que después llegará un delantero de nosotros a hacer los goles. La relación con ellos es muy buena, hablamos cuando tenemos que hacerlo, cualquier error que haga tengo apoyo, así mismo cuando un compañero comente un error lo apoyamos. Esto es una familia, nosotros estamos concentrados en lo que queremos y aquí no hay margen de error. Sabemos que somos humanos y no somos perfectos, día a día tratamos de corregir eso.

P: ¿Qué te parece que Francisco Silva sea el capitán del equipo?

PO: Silva es un jugador joven, tiene 24 años, como persona y futbolista es muy bueno en todos los sentidos. De mi parte tiene merecido la capitanía por lo que viene haciendo con el equipo, ya son cuatro años trabajando en el Delfín. Está haciendo las cosas bien dentro del equipo, es fundamental su presencia y lo está manejando de la mejor manera.

P: ¿Qué delantero se te ha hecho más difícil de descifrar?

PO: El delantero más peligroso es Barcos, he tenido más problemas. De él no sabemos qué va a hacer, puede sorprenderte con un remate de afuera, también tiene un buen juego aéreo; también Cifuente. Son jugadores desequilibrantes que tu le das medio centímetro y la mandan a guardar. A veces uno está concentrado hablándole a la defensa, ordenándolos y ellos cogen la pelota y saben dar media vuelta y patear.

P: ¿Fue el partido contra Emelec en Portoviejo que sintieron que se les iba el invicto?

PO: Con ese equipo casi se nos va la luz en el momento que nos hicieron el tercer gol, yo me quise bajonear pero vi la actitud de mis compañeros, sudaron la camiseta y las ganas que le metieron. Apenas nos hicieron el gol sacamos y ya estábamos buscando el empate y gracias a Dios se nos dio, casi bajamos los brazos en ese momento pero siguió la garra.

P: ¿Ese fue el partido que les hizo darse cuenta que estaban para pelear y ganar la etapa?

PO: Nosotros como jugadores aspiramos a ganar un poco de nombre y gloria, queremos salir adelante, tenemos jugadores jóvenes y con experiencia. Con ese partido que empatamos por coraje, por amor hacia uno mismo y hacia el compañero, corrimos con un clima que desgasta. Después de ese partido nos reunimos y dijimos que a cualquier equipo nos podemos parar y jugar de igual a igual, tenemos jugadores que quieren pelear, nos metimos en la cabeza que estamos para cosas grandes.

P: ¿Jugar una final o ser campeón directo?

PO: Si Dios quiere seamos campeones directos porque dependerá de nosotros, hasta ahora tenemos en nuestras manos ser campeón directo si seguimos con la misma mentalidad y con el mismo esfuerzo, algo que estamos consiguiendo hasta ahora. Si hubiera una final me gustaría que sea con Barcelona porque lo que se vivió en el Monumental fue algo impresionante, me imagino que estarán las dos hinchadas, el estadio estará lleno porque no va a caber la gente.

P: ¿El futuro, seguir en Delfín en el 2018 o irse a otro equipo?

PO: Uno como jugador también busca lo económico y la tranquilidad de la familia. El que maneja mi contrato es el presidente del Delfín, si se llegara a concretar cualquier propuesta sobre mí, de mi parte si me iría, pero también hay que saber si vas a jugar o no en ese equipo teniendo la posibilidad de seguir siendo acá un referente del club, además, de poder jugar una copa internacional. Habría que pensarlo muy bien.

P: ¿Esperabas que Gustavo Quinteros te convocara para estos amistosos?

PO: Yo pienso que el profesor Quinteros está haciendo las cosas bien, yo soy un trabajador más y un jugador más que quiere vestir la piel de su país. Esto es con trabajo y con esfuerzo, muchos andan especulando pero yo estoy tranquilo, poco a poco va a llegar y cuando te toque tienes que desenvolverte de la mejor manera para impresionar al técnico. Nadie de la selección se ha comunicado conmigo.

P: Un mensaje para toda la hinchada que los apoya

PO: A toda es hinchada que siempre está pendiente de uno, a la que siempre te saluda y en la calle te dice: 'vamos que tenemos que ganar, hay que dejar el nombre del equipo en alto', muchas gracias, eso es bonito porque te está reconociendo el trabajo que haces día a día en la cancha. Sabemos también que el fútbol deja muchas cosas, a veces muchas secuelas, pero gracias a Dios estamos consiguiendo cosas importantes para ellos, para el equipo y para la provincia. Decirles que con esta familia de amigos y jugadores vamos a seguir sudando la camiseta para que el equipo salga adelante. Esperemos que las cosas se puedan cumplir.