Guayaquil

06 Mayo 2016 - 10:29 AM

E. Guevara: "Mi madre me dice llorando que vuelva a la casa"

Eddie Guevara habló de la situación del Deportivo Quito que cada vez es más difícil de sobrellevar, el jugador contó algunas de las situaciones vividas.

  • El defensa central aseguró que seguirá en el club y por el momento no demandará.

Eddie Guevara habló de la situación del Deportivo Quito que cada vez es más difícil de sobrellevar, el jugador contó algunas de las situaciones que se han dado estos días, y además, reveló que su madre le pide que deje el fútbol.

La situación del cuadro quiteño ya es insostenible: “Ahora estamos pasando la situación más fea en el Deportivo Quito, nos enteramos que llegan a hablar los hermanos y no el presidente sobre quién quiere quedarse, imponiéndote. Ellos dijeron que iban a sacar a 25 personas del club pero sin ningún dinero. Yo hablé con ellos y les dije que me pagaban y me iba, yo no les voy a regalar un centavo al dirigente, al club le puedo regalar”.

Descartó por el momento demandar al club: “Me duele demandar por el club, nunca le he fallado y siempre he sido leal, si es de poner mi cara en la cancha la pongo. Hay que seguir peleándola, o son ellos o somos nosotros”.

Sobre la división de la plantilla: “La persona que está haciendo esto va a quedar marcada toda la vida, todo lo que hacen aquí se paga. La pelota da vuelta y te vas a encontrar con ellos. Seguiré con mi lealtad al club y al profe, porque él me apoyo cuando un directivo me quiso sacar”.

Comentó que los directivos no están convencidos de lo que quieren con el D. Quito: “Nosotros les preguntamos a los directivos si querían ascender a la Serie A, agacharon la cabeza y solo el presidente titubeando dijo ‘si’, eso quiere decir que no quieren por cómo se expresan”.

Una versión de los directivos sostiene que los jugadores no quieren recibir la plata que ya tienen, algo descartado por Guevara: “Nosotros necesitamos, estamos sin dinero, ¿Dónde está el dinero? Es mejor decir la verdad que estar mintiendo. Todos los muchachos dijimos que queríamos jugar el sábado, pero ellos quieren mandar la Sub 19”.

Contó una triste situación con su madre: "El fútbol es lo que uno ama, por eso no quiero dejarlo. Mi madre me dice llorando que vuelva a la casa, pero ella sabe que amo el fútbol. Es duro que no tengas algo para llevar a tu casa. Siempre llego a la casa con la cabeza abajo".