Guayaquil

24 Jul 2017 - 11:11 AM

Se retiró del fútbol para salvar la vida de su sobrino

Era la figura de un equipo de la Federal C de Argentina, ahora aguarda la recuperación de su sobrino para ir a alentar desde las tribunas.

  • Benítez y su sobrino Milo. / Foto Facebook.

El futbolista Alejandro "Lulo" Benítez decidió dar un paso al costado en su vida profesional para salvar la vida de su sobrino de nueve meses.

El argentino, de 30 años, es un futbolista histótico de Central Larroque de Entre Ríos, equipo que milita en el Federal C. Delantero y goleador, prefirió donarle parte de su hígado a su sobrino, Milo, y así salvarle la vida al hijo de su hermana melliza, Natalia.

Milo sufría una obstrucción biliar y, tras una serie de tratamientos, el trasplante fue la única alternativa. Tras comprobarse la compatibilidad con su tío, se sometió a la operación en el hospital Austral de Pilar. Benítez estuvo en quirófano siete horas, mientras que el pequeño permaneció doce horas.

"Nunca dudé en donarle parte de mi hígado a Milo, no me importó nada. Sabía que era compatible y no lo dudé", expresó Alejandro al Diario El Argentino de Gualeguaychú.

Si bien es cierto que la operación no lo obliga al retiro, la operación fue de carácter delicado y tendrá que realizar una larga recuperación; además, existen riesgos muy altos en caso de recibir golpes en la zona afectada.

"Ahora será tiempo de alentar desde el otro lado del alambre, con el mate. La mejor sensación será cuando pueda ir a la cancha con Milo", finalizó "Lulo".