Guayaquil

24 Ene 2018 - 3:49 PM

Pablo Aimar, el ídolo de Messi, dejó el fútbol

El "Payasito" se despidió con la camiseta del Estudiantes de Río Cuarto jugando por la Copa Argentina.

Fuente:

Stalin Briones
  • Aimar fue el referente de Messi y en varias ocasiones intercambió camisetas con él.
En alguna ocasión la estrella del FC Barcelona, Lionel Messi, confesó quién era el jugador que admiraba, y justamente ese talentoso volante colgó los botines este martes, se trata de Pablo Aimar, multicampeón en Argentina, España y Portugal.
 
Aimar no se retiró vistiendo la camiseta de algún grande, ni siquiera la de River Plate a la que tantas alegría le dio, para su despedida escogió al humilde Estudiantes de Río Cuarto, el equipo querido, el de los inicios, el que la abrió las puertas antes de que fuera un crack.
 
Con 38 años, Aimar dijo al final del juego que sentía la emoción por despedirse frente a su familia en las tribunas y sorprendido por la presencia sin aviso del técnico, Marcelo Bielsa, quien además de estar al frente de varios equipos, también dirigió la selección argentina y la chilena.
 
Aimar, apodado el "Payasito", declaró "he hecho una carrera larga por todo el mundo. Es una emoción enorme que haya venido Bielsa. Fue uno de los mejores entrenadores que he tenido, alguien que no ponía el resultado por delante de nada".
 
"No sé si hay un futbolista que se despida del fútbol diciendo que no le ha faltado nada. No sé si Messi con cinco Balones de Oro y 12 años siendo el mejor jugador del mundo le falta algo. De ahí para abajo, a todos nos falta algo", reflexionó Aimar.
 
El partido entre los estudiantiles y Sportivo Belgrano ambos de divisiones inferiores, válido por la Copa Argentina, terminó sin goles en Río Cuarto, provincia de Córdoba, resultado que dio el pase de los belgranenses.
 
Pese a la eliminación de Estudiantes, el público vivió una fiesta al ovacionar a su hijo pródigo cuando dejó el campo antes de finalizar las acciones en su ciudad natal.
 
"Este es mi último partido. Me despido jugando en mi ciudad, en Estudiantes, con mi hermano (compañero de equipo). Quería jugar por algo. Le sigo agradeciendo a la gente de Río Cuarto por venir hoy y por tratarme como uno más", afirmó el jugador.