Guayaquil

17 Feb 2018 - 11:04 AM

La historia de película de Paolo, el hermano de Luis Suárez

El hermano mayor del delantero de Barcelona pudo haber edificado una carrera como "Lucho", pero en sus inicios se dejó llevar por las tentaciones.

  • Messi junto al hermano de Luis
"Yo no tuve quien me guiara y por eso me perdí cuando comencé a ganar dinero. Cobraba 300 dólares por mes. Le daba 100 a mi madre y me quedaba con 200. Con eso me iba a los bailes y a la discoteca".
 
Paolo Suárez es muy parecido físicamente a Luis Suárez, aunque el pasaporte indica que tiene seis años más. El pase de Lucho del Liverpool al Barcelona costó alrededor de 81 millones de euros (USD 100 millones). Por Salta, o Cheo (sus apodos), Comunicaciones de Guatemala pagó, en 2015, 40.000 dólares.
 
Para que el delantero del Blaugrana, el compinche de Lionel Messi, haya alcanzado status de estrella planetaria, para propiciar este juego de las diferencias, mucho tuvo que ver Paolo. Es que el comienzo de las historias fue similar. "Luis empezó igual, ganando mucho dinero… y a los bailes. Yo lo encerraba en mi casa para que él no saliera a joder. 'No salís', le decía yo. 'No, que quiero salir', me decía. Él me puteaba. Ahora agradece todo eso. Por eso ha dicho en las primeras entrevistas, cuando empezó a crecer, que yo, más allá de ser el hermano, como que fui y soy un padre para él", se explayó Suárez senior en una entrevista.
 
Iluminando la sombra de Luis Suárez, Paolo, su hermano y guía, ofrece una historia de película. De los excesos de los comienzos que lo alejaron de las mieles que disfrutó Lucho, a su llegada al fútbol centroamericano, donde se convirtió en celebridad. De coleccionar récords en el fútbol de El Salvador y Guatemala, y que su nacionalización para jugar en la selección salvadoreña se tratara en el Congreso, a las acusaciones de arreglo de partidos, o su perfil polémico cuando se descarga en redes sociales. Un Suárez auténtico. Tómelo o déjelo.