Guayaquil

14 Ene 2017 - 10:55 AM

Justicia de Brasil obliga a reasumir el cuidado del Maracaná

La Justicia brasileña obligó a la concesionaria liderada por la constructora Odebrecht a reasumir la administración del estadio Maracaná de Río de Janeiro

Fuente:

Jonathan Duarte

La Justicia brasileña obligó a la concesionaria liderada por la constructora Odebrecht a reasumir la administración del estadio Maracaná de Río de Janeiro, según informó hoy la estatal Agencia Brasil.

El Tribunal de Justicia del Estado de Río de Janeiro emitió la noche del viernes un mandato cautelar que obliga a la concesionaria a "reasumir inmediatamente" el mantenimiento y la operación del estadio, en el que se jugó la final del Mundial de 2014 y fue el escenario de apertura y clausura de los Juegos Olímpicos de 2016.

La medida fue expedida por la jueza Fernanda Louzada, del Cuarto Juzgado de Hacienda Pública del Tribunal, atendiendo una acción de la Procuraduría General del Estado.

En caso de incumplir la medida, la decisión judicial estipula una multa diaria de 200.000 reales (unos 62.150 dólares).

"La conducta (de la concesionaria de recusar a reasumir la administración del complejo deportivo) parece incompatible con la finalidad del contrato de concesión", apuntó la decisión.

La Procuraduría General del Estado argumentó que "no existe justificativa jurídicamente plausible para que la concesionaria deje de cumplir el contrato".

Según la concesionaria, el Comité de Río 2016 no entregó el complejo deportivo con las obras necesarias de adecuación después de la celebración de los Juegos Olímpicos.

A juicio de la Procuraduría, esa falta de conclusión de las obras no impide que la concesionaria reasuma la administración del emblemático Maracaná.

Apoyada en un comunicado del Gobierno regional, la Procuraduría afirmó que la falta de administración "es un grave perjuicio al erario y a la población que se ve privada de su principal estadio", e hizo referencias a los robos y deterioro del escenario por falta de seguridad.

El último martes, la Federación de Fútbol de Río de Janeiro (FERJ) recibió varias denuncias por el robo de televisores, bustos, extintores y mangueras en el interior del mítico estadio de fútbol Maracaná.