Guayaquil

11 Dic 2017 - 8:18 AM

Guerrero: "No pueden decir ahora que soy culpable"

El delantero aseguró que es el momento "más triste" de su vida debido a que perdió duelos importantes con su selección y su club.

  • El delantero está suspendido desde el 3 de noviembre.

Paolo Guerrero habló por primera vez después de conocerse que la FIFA le dio un año de suspensión por dar postivo en un control realizado el pasado 5 de octubre en Buenos Aires, cuando Perú visitó a Argentina por la clasificación al Mundial Rusia 2018.

El delantero dijo que se siente "víctima de una injusticia" en una entrevista al portal GloboEsporte de Brasil. Según sus abogados, la propia FIFA admitió que el examen no reveló consumo de cocaína.

El análisis detectó la presencia del metabolito de la cocaína benzoilecgonina, que está incluida entre los estimulantes que figuran en la lista de sustancias prohibidas por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA). Según la defensa de Guerrero, la sustancia pudo estar presente en alguna infusión que tomó el futbolista, quien reafirmó esa posibilidad en la entrevista.

"Tomé un té de anís en Perú porque estaba con una indigestión y en Argentina tomé un té negro con limón y miel porque estaba con gripe. No culpo a nadie, pero la sustancia podía estar en una jarra o en una taza", manifestó, y aclaró que esos días no tomó infusiones de hojas de coca, propias de los Andes.

El delantero insitió en que "jamás" utilizó cacaína ni otra droga, subranyando que en sus 17 años de carrera profesional ha sido sometido a "miles de controles" antidopaje sin que salga positivo alguno.

"Siempre me dediqué, soy un profesional, y si la propia FIFA ya ha descartado un posible consumo de drogas, no pueden decir ahora que soy culpable", aclaró.

La sanción de un año expira en noviembre del 2018, situación que le hará perder el Mundial Rusia 2018, cita a la que accedió Perú por ganar en el repechaje a Nueva Zelanda, ante esa situación, Guerrero aseguró que es el momento "más triste" de su vida.

La suspensión le ha significado perderse el repechaje mundialista y la final de la Copa Sudamericana con Flamengo. "Estoy suspendido. Ya dejé de jugar partidos (con la selección peruana) que eran los más importantes de mi vida y ahora no estoy en una final de mi club. Es un momento muy complicado".

Pese a todo, confía en que su defensa pueda resolver brevemente la situación y la sanción sea revocado a inicios de 2018: "Quiero jugar ya. Espero poder jugar normalmente con el Flamengo a principios de año. Jugar el Mundial ahora pasó a segundo plano, lo primero que quiero es volver a jugar con el Flamengo", declaró.