Guayaquil

20 Jul 2018 - 9:46 AM

"Cuando la gente vea a Vinicius, se van a olvidar de Mbappé"

El club confía ciegamente en la calidad del brasileño que estuvo acompañado por su padre, hermanos, agentes y amigos.

  • Vinicius Junior, joya brasileña.
El Real Madrid tiene fe en Vinicius, le considera uno de los jugadores que están llamados a dominar el fútbol en los próximos años. “Cuando la gente vea jugar a Vinicius se olvidará de Mbappe”, dijo un alto responsable del Real Madrid mientras el joven brasileño pisaba el césped del Bernabéu y hacía felices a los cerca de 3.500 aficionados que estaban en las gradas, muchos de ellos brasileños que lucían la bandera de Brasil, pero también la del Flamengo, el club del alma de Vinicius.
 
El joven brasileño no es que hiciera muchos malabarismos con el balón para posar ante los fotógrafos. Hizo los justos y necesarios para las fotos entre las que seguro habrá alguna en la que a Vinicius se le cayó el balón en esos intentos de malabares. Hizo pocos, pero, por otro lado, parecía lógico que lo hiciera porque llegaba de entrenar en Valdebebas. De allí, se trasladó al Bernabéu para hacer la visita protocolaria a la sala donde están las 13 Copas de Europa y firmar su nuevo contrato con el Madrid hasta 2025.
 
Todo eso retrasó hasta media hora el acto oficial de su presentación en el palco de honor del Bernabéu. Un espacio donde había mucha expectación mediática, pero también socios y aficionados del Madrid que no quisieron perderse la presentación del brasileño. Ni ellos, ni la troupe que acompaño a Vinicius. Su padre, sus hermana, su hermano, sus agentes, amigos... y así hasta llegar a los casi 20 que estuvieron con el jugador en el palco de honor del Bernabéu y en el césped.
 
Vinicius llegó a su cita con el Madrid vistiendo un elegante traje oscuro y se mostró tímido y se esforzó en su discurso pronunciándolo en castellano. Algo que los asistentes le agradecieron con aplausos que se repitieron en la grada hasta convertirse en ovaciones y delirios cuando el jugador se besó varias veces el escudo ante las insistentes peticiones de los aficionados que hicieron cola para entrar en el campo casi desde las 11.00 horas de la mañana. Unos madridistas que iban a disfrutar del día, a aguantar el sol y también alguno hubo que quiso buscar protagonismo cuando soltó un “¡Florentino, pesetero!”. Un grito al que no le siguió nada más y que generó una leve sonrisa en el presidente del Real Madrid que es uno de los que más fe tiene en Vinicius para liderar al Madrid del futuro más próximo.

Más Leído