Guayaquil

07 Abr 2018 - 4:47 PM

Barra de Colón provoca suspensión de partido en Argentina

Alexander Domínguez estaba de titular en el arco de Colón, pero el partido se suspendió a los 22 minutos por lanzamiento de bombas de estruendo.

Fuente:

B. Loor
  • Una de las bombas que cayó en el campo dede el la barra brava.

Colón de Santa Fe recibía la tarde de este sábado a Vélez Sarsfield por una fecha más de la Superliga Argentina, pero su barra brava impidió que el partido se desarrolle.

La violencia ganó nuevamente en el fútbol, esta vez se hizo presente en el estadio del barrio Centenario. El partido entre Colón y Vélez fue suspendido a los 22 minutos después que la barra brava local lanzada tres bombas de estruendo en el área de César Rigamonti, portero del rival.

El árbitro Andrés Merlos advirtió en el segundo lanzamiento de bomba que daría una oportunidad más para jugar el partido, pero los violentos hicieron caso omiso y finalmente se supendió el cotejo.

Desde el primer estruendo hasta el que obligó a la suspensión del cotejo, pasaron apenas 16 minutos. Todo indica que estaba premeditado, durante la semana la barra brava del sabalero visitó el predio donde entrena el equipo con el propósito de solicitar dinero para acompañar al plantel. La respuesta no fue positiva y los barras se alejaron sabiendo lo que iba a realizar el sábado en el partido.

Según versiones, la barra brava ingresó cinco minutos después de haber iniciado el partido, segundos después explotó la primera bomba decidida a suspender el cotejo.

El árbitro Merlos justificó su decisión: "Habíamos hecho una advertencia por los altoparlantes y las bombas siguieron cayendo. No se pudo hacer más nada. Agotamos todas las instancias. Y como no había garantías de los responsables del operativo, no nos quedó otro camino que suspender el cotejo. Esto da mucha bronca porque hay un sacrificio grande de jugadores, técnicos, dirigentes y los árbitros. No sabemos qué puede ocurrir. Yo elevé el informe al Tribunal de Disciplina y ahora la decisión está allí".

El presidente de Colón, José Vinatti, aseguró que "no tengo ninguna vinculación con los barras, no los conozco. Lo sucedido fue una sorpresa total. No sé cuál es la finalidad de todo esto. Indudablemente, vinieron a perjudicar al club. por eso me duele la imagen que se le da al país. Hoy ganaron los que no quieren que se juegue en paz. Pero vamos a seguir luchando para desterrar este tipo de vilencia".