Guayaquil

28 Mayo 2015 - 12:59 PM

El 11 de la decepción de la primera etapa

El Campeonato se paralizó por la Copa América a falta de tres fechas de la primera etapa pero podemos sacar conclusiones de los fracasos.

  • Los 12 equipos de la Serie A del fútbol Ecuatoriano.

La primera etapa del Campeonato Ecuatoriano de fútbol se jugó hasta la fecha 19 y a pesar que aún faltan tres por disputar, podemos ir ya sacando conclusiones de quiénes han sido los jugadores que han fracasado en el primer semestre del año.

Cuatro jugadores de Barcelona, dos de Emelec al igual que del Mushuc Runa, 1 de Liga de Quito, Deportivo Cuenca y Deportivo Quito. Aquí elegimos el 11 del fracaso en el fútbol ecuatoriano:

Portero:

Máximo Banguera (Barcelona): El arquero del cuadro amarillo no ha tenido un gran año. Perdió la titularidad por algunos partidos a manos de Damían Lanza. Sus actuaciones han sido criticadas a tal punto que no fue convocado por Gustavo Quinteros en el debut como técnico de la Selección.

Defensas:

Giancarlo Carmona (Mushuc Runa): A pesar que ha marcado dos goles en 18 juegos su nivel no fue el óptimo. El jugador peruano que jugó en San Lorenzo de Argenina ha sido un punto flojo en la campaña que ha tenido el 'ponchito rojo'.

Rodrigo Erramuspe (Liga de Quito): El defensa argentino apenas ha jugado en nuestro Campeonato. El jugador albo debutó ante Barcelona y es el único partido que se le registra. No conforme con no poder desbancar a Norberto Araujo y Romero en la zaga defensiva, el extranjero se peleó con un juvenil de Liga en un entrenamiento.

Andrés Lamas (Barcelona): El uruguayo ha sido una de las peores decepciones que ha tenido el cuadro amarillo. El defensa no ha podido siquiera acentarse como un titular fijo, ha sido expulsado y pese a marcar un gol en 7 partidos, sus actuaciones han sido criticadas fuertemente.

Geovanny Nazareno (Barcelona): A pesar que ha sido titular en el Ídolo, el desempeño del lateral izquierdo ha sido para el olvido. El jugador ha disputado 18 partidos pero su incidencia en el campo de juego ha sido nula.

Mediocampistas:

Luis Fernando Saritama (Deportivo Quito): Tras sus fallidos intentos en Liga de Quito y Barcelona, el volante regresó al club de su vida. Saritama ha participado en 12 encuentros de lo que va del Campeoanto pero no ha podido ser protagonista como en su momento lo fue. Su regreso fue sonado pero dentro del campo su juego ha sido apagado.

Alejandro Frezzotti (Barcelona): El jugador argentino llegó a Guayaquil esta temporada proveniente del Deportivo Cuenca. Su accionar ha sido criticado por que su labor no ha sido la idónea. En sus 15 partidos no ha marcado ningún gol y más allá de eso, una de las falencias que tienen los amarillos es su línea de contención.

Mauro Fernández (Emelec): El cuadro azul le dio la confianza de seguir pese a que el año anterior no demostró diferencias. El argentino no ha destacado durante esta primera etapa y solo ha jugado 8 encuentros, su labor ha sido intrascendente y por eso el entorno del club ya no lo quiere.

Marcos Mondaini (Emelec): En su momento fue importante para el bicampeón, pero este 2015 su labor ha pasado desapercibida. Mondaini ha sido una de las grandes decepciones que nos ha dejado esta primera etapa y su permanencia en el bombillo comienza a ser cuestionada. Tres goles en 12 partidos es el aporte del volante eléctrico.

Delanteros:

Juan Manuel Cobelli (Deportivo Cuenca): El Cuenca hizo un esfuerzo para renovrle y tenerlo esta temporada, creyeron que era la solución en la delantera, pero se ha convertido en un dolor de cabeza. Ha jugado diez partido en lo que va del Campeonato y ha marcado apenas un gol. No ha podido marcar diferencias pese a ser extranjero, definitivamente ha decepcionado.

Leonel Nuñez (Mushuc Runa): Apodado el gordo por como se mostró con la camiseta del 'ponchito rojo'. El delantero argntino ha sido una de las decepciones de este 2015. Su participación ha sido poca y su influencia nula, cuatro partidos y ningún gol con el primer equipo del club.

Director técnico

Rubén Israel (Barelona): El cuadro amarillo prometía mucho más para esta temporada bajo la dirección del uruguayo. Israel nunca encontró la fórmula para sacar del bache a un equipo que fracasó en este semestre. Tras agarrar un equipo deslucido el año pasado y llevarlo a la final, las aspiraciones de los hinchas quedaron en nada. El técnico nunca acepctó que su equipo no jugaba bien y estaba firme en la idea que sus pupilos cada vez mejoraban. Los resultados marcan que el Ídolo no tiene ninguna posibilidad de ganar la etapa y por eso no seguirá en el banquillo.

Más Leído