Guayaquil

13 Dic 2014 - 5:26 PM

CRUZ AZUL DEBUTÓ EN UNA PISICINA Y CLASIFICÓ A SEMIFINALES

La “Maquina Cementera” donde juega Joao Rojas debutó en medio de una fuerte tormenta.

  • Francisco Rodríguez intenta detener a Nikita Rukavytsya
  • En una cancha llena de agua el conjunto mexicano clasificó a semifinales.

La “Maquina Cementera” donde juega Joao Rojas debutó en medio de una fuerte tormenta.  Los grandes charcos y el exceso de humedad en la cancha del Estadio Príncipe Moulay dificultó la circulación y control del balón.

El conjunto mexicano pudo avanzar a la semifinal, en tiempo suplementario, tras ir perdiendo hasta el minuto 87 por 1-0.  En la adición los mexicanos con Joao Rojas en cancha tras ingresar en la segunda etapa pudo ganar 3-1 y ahora tendrá que enfrentar al Real Madrid.

Las ocasiones de gol a lo largo de todo el cotejo fueron escasas debido a las pésimas condiciones de la cancha que condicionaron mucho el control y traslado del balón.

El juego fue sumamente complicado para el cuadro mexicano que no se acoplaba a la cancha inundada, situación que fue bien aprovechada por el Western Sydney y tomó el mando de las acciones.

Cuando se jugaban los últimos minutos del primer tiempo, el Western Sydney consiguió el tanto que les daba la ventaja, pero fue anulado por una supuesta falta contra César Domínguez.

Para la segunda mitad Cruz Azul salió un poco más conectado al campo e insinuó algunos acercamientos al arco rival, pero sin el suficiente peligro.

El primer gol llegó por medio de La Rocca, quien disparó desde fuera del área y tras un desvió de la defensa el balón se coló en el arco de Jesús Corona.

Tras la anotación el cuadro celeste adelantó sus líneas en busca del tanto del empate y estuvo muy cerca de conseguirlo a través de un disparo de tiro libre, que se estrelló en el poste.

Los cementeros nunca bajaron los brazos y aprovecharon que tenían un futbolista más que el rival, como premio tuvieron un penalti al 87' y al 88' Gerardo Torrado puso el 1-1 y mandó el juego a tiempo extra.

En el primer tiempo del alargue, los jugadores cementeros salieron en busca del tanto que les diera el pase a la Semifinales del certamen, pero se toparon con un muro blanco que bloqueó cada disparo.

Al minuto 101, el capitán del Western se fue expulsado por ver su segunda amonestación en el cotejo y Cruz Azul ya jugaba contra nueve.

Al 107' Mariano Pavone marcó el tanto que le dio a los cementeros el pase a las que significaba el pase a las Semifinales del torneo para enfrentar al Real Madrid el próximo martes.

Pero como aún restaban algunos minutos, los celestes presionaron para conseguir en segundo penalti y al 119', Torrado marcó el 3-1 desde los once pasos.

La lluvia fue un factor que dificultó mucho el juego entre Cruz Azul y el Western Sydney en el Mundial de Clubes.

Los grandes charcos provocados por la tromba que cayó en el Estadio Príncipe Moulay dificultó la circulación y control del balón.

La humedad en la cancha fue tanta, que hasta los saques de banda se convirtieron en un verdadero problema para lo jugadores, por ejemplo, Gerardo Flores intentó realizar una ejecución, pero el balón se le resbaló y se marcó saque incorrecto.

Con el paso de los minutos el estado del campo empeoró y trasladar el balón se hizo cada vez más difícil.

Durante el tiempo de descanso, el personal del estadio le dio mantenimiento a la cancha para intentar quitarle el exceso de agua en el césped.