Guayaquil

13 Feb 2015 - 11:53 AM

Cristiano arrepentido ¡Pide perdón!

El portugués espera reivindicarse ante la hinchada este sábado en el Santiago Bernabéu.

  • El portugués tendrá que remediar su últimos actos
  • Cristiano busca en ambos jugadores el perdón de la hinchada
  • Así fue la presentación del luso, espera que mañana lo reciban así

El portugués Cristiano Ronaldo no la está pasando bien, los hinchas tras su fiesta le han reprochado constantemente, sin embargo, no ha hecho ninguna declaración.

El luso tiene la posibilidad de volverse a reencontrar con su hinchada en el Santiago Bernabéu, este fin de semana que el Real Madrid reciba al Deportivo La Coruña. CR7 está arrepentido de sus últimos actos que no son identificables en lo absoluto con la historia del conjunto blanco.

Para eso necesitará primero volver a tener la confianza de sus compañeros, y necesitará de sus compatriotas Pepe y Coentrao, jugadores que son fieles a los predicamentos del Balón de Oro. El técnico por su parte, lo está mimando y ha salido a defenderlo a él y a todos. Con Casillas y Ramos, dos líderes del vestuario, ha tenido una relación de altibajos. Los tres estaban muy unidos en la última época de Mourinho en el Madrid. Incluso cenaron juntos en verano, acto que levantó la moral de un Casillas desmotivado. Sin embargo, en las últimas semanas se ha enfriado la relación.

Arrepentido y molesto

La merma del rendimiento viene por los problemas físicos y anímicos, tras su ruptura con Irina Shayk. Mañana tendrá una nueva oportunidad de presentarse al público y demostrar con fútbol que está arrepentido.

El 7 también tendrá que luchar contra los rumores de que Florentino Pérez ha decidido venderlo si llega una oferta galáctica, cuestión que no agradaría a Cristiano, que en los últimos tiempos ha dejado claro que quiere seguir en la institución blanca.

Ha buscado el consejo de Sergio Ramos, jugador que ha rendido al máximo y que la hinchada lo idolatra. Ronaldo quiere que el hincha recuerde todo lo que ha hecho él en los últimos 6 años y no solo del sábado para acá. ¡Se ha equivocado y espera encontrar el perdón!