Guayaquil

26 Jun 2016 - 8:43 AM

Argentina-Chile: Final repetida pero diferente a la del 2015

Argentina y Chile se vuelven a cruzar en la final de la Copa América, esta vez en la edición que celebra el centenario del torneo más antiguo a nivel de selecciones.

La Roja es el vigente campeón de América y buscará ganar su segundo título en la historia, mientras que la Albiceleste buscará cortar 23 años de sequía sin títulos. Un año después de protagonizar una defición vuelven a hacerlo pero esta vez ambas selecciones llegan diferentes.

Fuente:

Belkyss Loor
  • Las mejores selecciones sudamericanas se vuelve a ver las caras en una final.

Argentina y Chile se vuelven a cruzar en la final de la Copa América, esta vez en la edición que celebra el centenario del torneo más antiguo a nivel de selecciones.

La Roja es el vigente campeón de América y buscará ganar su segundo título en la historia, mientras que la Albiceleste buscará cortar 23 años de sequía sin títulos. Un año después de protagonizar una defición vuelven a hacerlo pero esta vez ambas selecciones llegan diferentes.

Argentina ha madurado y se identifica más con la idea de Gerardo Martino, le costó mucho al exentrenador del FC Barcelona poder plasmar su idea en una selección que venía de jugar la final del Mundial 2014, pero después de algunos resultados adversos en el inicio de las Eliminatorias y aguantar las críticas, el Tata ha ido dibujando una idea que entienden más sus jugadores y le ha permitido ir mejorando la puesta en escena.

Lionel Messi ha comenzado a participar más del juego y se debe también porque está más conectado con sus compañeros, en esta Copa América ha encontrado en Ever Banega un buen socio. El '10' ya no solo es determinante en jugadas aisladas durante los 90', sino también en la generación de fútbol y su participación se vuelve cada vez más importante.

A nivel defensivo, Martino ha podido encontrar una línea de cuatro que parece acoplarse cada vez más, con un Mascherano de cinco y siendo el primer jugador en la salida del balón. Además, algo importante que se ha dado en esta Copa América Centenario es que los delanteros han estado marcando, Higuaín y Agüero, ambos han marcado y eso puede ser un buen síntoma de cara a la final ante los chilenos.

Chile ya no tiene en el banquillo a Jorge Sampaoli, el técnico que le dio al país de la estrella solitaria su primer título en la historia. Ahora está Juan Antonio Pizzi, el argentino que ha tenido que vivir con la constante comparación con su antecesor y más porque sus jugadores no se encontraban en el campo de juego.

La Roja parecía muy desdibujada respecto a su fútbol, pero parece que volvió en el partido ante México que terminó ganando por 7-0. Presión y búsqueda de espacios constantes, un sello de Sampaoli que Pizzi quiso recordar y que le funcionó de manera impecable. Ante Colombia consiguió ser huracán durante los primeros 20 minutos y con eso le bastó, pero Chile tendrá que prolongar más su dominio arrollador, su presión y su movilidad de posiciones por más tiempo para ir abriendo la defensa argentina.

La defensa chilena se adelanta mucho y eso puede ser peligroso, como es un equipo que junta mucho sus líneas los de Martino podrían aprovechar las espaldas de ellos, un rubro muy vulnerable y que tendrá que evitar quedar muy expuesto si no quiere que Messi y compañía hagan de la suya. Este Chile no es igual a la de Sampaoli, pero si Pizzi sigue mejorando, llegará en algún momento a estar a la altura de aquella selección, pero está cerca.

El primer partido de ambas selecciones en este torneo fue enfrentándose entre sí, pero esa Argentina y esa Chile poco tienen que ver con su actualidad tres semanas después. Las dos han venido de menos a más y eso asegura en la previa una gran final, llena de fútbol y goles. ¿Será revancha o bicampeonato?